Que simple y compleja eres, naturaleza.

Orden dentro del caos, perfecta imperfección.

No hay preguntas, no hay errores, todo en su lugar
y hacia su destino.

Por qué me haz dejado fuera?

Por qué vago sin rumbo, ni propósito?

Quítame la libertad o devuélveme al capullo.

Hazme parte de tu divino orden que me siento sola en esta creación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.